Periódico la República | Viernes 21 de Abril de 2017

 

Guatemala. Desesperado porque sus cómplices no pudieron comprobar –por medio de empresas fachada– el desvío de 350 millones de pesos que le fueron entregados en 2012 por el gobierno federal para programas de salud, seguridad y desarrollo pesquero, en septiembre de 2016 el ahora ex gobernador de Veracruz Javier Duarte de Ochoa borró los registros contables y electrónicos que había en los sistemas financieros de la entidad.

En 2012, Duarte tuvo que solicitar un crédito bancario para pagar aguinaldos y prestaciones de los trabajadores del estado, al tiempo que inyectó 350 millones de pesos en empresas bien establecidas y les exigió que entregaran facturas, como si hubieran proporcionado servicios o bienes al gobierno estatal.

 

CON INFORMACIÓN DE LA JORNADA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *