Periódico la República | Viernes 21 de Abril de 2017

 

Las agencias espaciales limpiarán el espacio con una especie de servicio de recolección de basura espacial, explicó Holger Krag, director de un encuentro internacional sobre esta problemática de la Agencia Espacial Europea (ESA) que finalizó hoy en Darmstadt (Alemania).

 

Dentro de unos años se harán pruebas en el espacio con brazos mecánicos y redes para recoger satélites fuera de servicio, explicó Krag. Y agregó: “Debemos demostrar que somos capaces de hacerlo. Nadie aplicará antes esa tecnología”.

Esta iniciativa evitará que se produzca el temido “síndrome de Kessler” descrito por el experto estadounidense Donald Kessler. Se trataría de una reacción en cadena producida por la colisión de fragmentos de desechos generando aún más fragmentos, lo que impediría la salida al espacio de nuevas naves.

 

La ESA espera también poder averiguar cuántos fragmentos de basura orbitan alrededor de la tierra con la ayuda de radares y telescopios. Según la ESA, se cree que hay unos 166.000 millones de fragmentos de basura de entre un milímetro y un centímetro. “Los fragmentos pequeños también son peligrosos”, explicó Krag.

Al rededor de 400 expertos de las principales potencias espaciales discutieron durante cuatro días en el centro de control de satélites de las ESA sobre la basura espacial. Se trata del evento más importante del mudo sobre el tema y se celebra desde 1993 cada cuatro años.

 

CON INFORMACIÓN DE CLARÍN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *