18 Abril 2016

CIUDAD DE MÉXICO.- Argentina anunció el lunes una emisión de 10,000 a 15,000 millones de dólares en varios tramos de bonos, su esperado retorno a los mercados internacionales tras un alejamiento de 15 años, con la que espera pagar parte de la deuda con sus acreedores holdout, informó el lunes IFR, un servicio financiero de Thomson Reuters.

El país estableció una guía inicial de rendimiento en el área de 6.75% para el tramo a 3 años y en el área de 8% para el bono a 10 años.

La colocación está prevista para el martes y las calificaciones esperadas para la emisión son B3/B- por parte de Moody’s y S&P.

Argentina además está ofreciendo un papel a 5 años en 50 puntos básicos bajo el rendimiento del papel a 10 años; y un bono a 30 años a 85 puntos básicos sobre el rendimiento del papel a 10 años.

Un inversor en Londres dijo que las guías iniciales estaban dentro de lo esperado, dada la buena recepción que tuvo la gira promocional de la semana pasada.

A comienzos del proceso pensábamos en 8 por ciento a 8.5 por ciento para el papel a 10 años por lo que no me sorprende que la guía sea de 8 por ciento dado el impulso que se logró”, dijo el inversor.

A su vez, Jorge Piedrahita, presidente ejecutivo de la corredora Torino Capital, dijo a IFR que “algunos clientes están un poco escépticos. No creen que (el rendimiento) sea tan generoso“.

El secretario de Finanzas de Argentina, Luis Caputo, realizará una conferencia con inversores el lunes.

Los fondos que se recauden se destinarán al pago de los acreedores “holdout” -aquellos que no participaron en repactaciones previas de deuda declarada en default- que recientemente llegaron a acuerdo con Buenos Aires.

Los coordinadores globales de la operación son Deutsche Bank, HSBC, JP Morgan y Santander, mientras que BBVA, Citigroup y UBS actúan como encargados conjuntos de los libros.

 

Pasado y futuro

Si bien Argentina ha registrado una serie de ‘defaults’ a lo largo de su historia, inversores habrían mostrado interés en el nuevo acuerdo durante la gira de promoción que realizaron autoridades argentinas la semana pasada en niveles cercanos a los 25,000 millones de dólares.

Ese nivel de demanda es testimonio de los esfuerzos del presidente argentino, Mauricio Macri, para recuperar la confianza en el país.

Miramos valuaciones (del nuevo bono) en perspectiva con la historia de Argentina”, dijo un inversor con sede en Londres. “(El país) tiene un bueno Gobierno ahora, pero un pobre historial. La llegada de Macri ya está incluida en el precio”, agregó.

Caputo y Santiago Bausili, subsecretario de Financiamiento, lideraron dos equipos separados que se encontraron con inversores en Londres, Nueva York, Boston y Washington.

Fuente:http://www.dineroenimagen.com/2016-04-18/71641?categoria=%22dinero%22

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *