Juan Manuel Mata | Periódico La República

Chilpancingo, Gro., 29 de julio de 2016.- El presidente municipal de Acapulco, Evodio Velázquez Aguirre, precisó que se buscará sentar una mesa de diálogo entre la Confederación Nacional de Municipios de México (CONAMM), y el gobierno que encabeza Enrique Peña Nieto, para revisar y en su caso cambiar las estrategias de seguridad.

Aunque reconoció que la estrategia de seguridad debe de renovarse, el asunto no es propio de Guerrero, sino en el ámbito nacional, pues corporativos importantes instalados en distintas partes de la república mexicana, han abandonado el territorio mexicano, y estos, no están instalados en Guerrero y Michoacán”.

“Yo las diré que el tema de seguridad es necesario revisarlo y que en Acapulco tenemos condiciones muy complejas y necesitamos la coordinación de los tres órdenes de gobierno, explicó Velázquez Aguirre.

Precisó que el día jueves sostuvo una reunión con el comisionado nacional de seguridad, Renato Sales Heredia, en la cual se acordó que la Policía Federal, será instalada en el Puerto de Acapulco en los próximos días, aunque no indicó la cifra de los elementos que regresarán.

En otro tema, declaró que no entrará en pleito con actores políticos, esto después de pronunciarse contra el asesinato del que fuera alcalde del municipio de Pungarabato, Ambrosio Soto Duarte, acribillado entre los límites de Guerrero y Michoacán, y agregó que esas palabras no debieron incomodar a nadie, por el hecho de ser parte de una democracia, criticando con ello, las declaraciones de su compañero de partido, el legislador Isidro Duarte Cabrera, que pidió que el tema no fuera utilizado con fines políticos.

“No es un tema de defensa, que no se confunda yo hice un posicionamiento nacional y no se debe de tomar a pecho en el tema estatal solamente, pues esa declaración fue realizada como un miembro de esa confederación”.

El también ex diputado local, Evodio Velázquez, argumentó que no puedo permanecer separado del debate, en torno al crimen contra el alcalde de Pungarabato, por lo cuál declaró, que pugnará por que se llegue a las últimas consecuencias sobre el lamentable homicidio.

Finalmente al ser cuestionado sobre si reforzará su seguridad, Velázquez Aguirre, criticó que el problema es que a la sociedad no se le garantiza su protección, mientras los alcaldes pueden disponer de medidas cautelares, a pesar que de todas maneras, es una situación lamentable que se termine con un deceso, como del que fue objeto “Bocho” Soto, como era conocido en la región de la Tierra Caliente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *