El mayor acreedor extranjero del país americano tiene el poder de sacudir los mercados si decide disminuir su tenencia de bonos del Tesoro estadounidense; sin embargo, es poco probable que lo haga.

China mostró una vez más que no tiene miedo de ejercer la influencia de su tenencia en bonos del Tesoro para llamar la atención de los funcionarios estadounidenses y del mercado de deuda más grande del mundo. Pero como en un episodio anterior en 2009, tales advertencias pueden ser huecas.

Funcionarios a cargo de revisar las tenencias de China en moneda extranjera recomendaron desacelerar o detener las compras de bonos del Tesoro estadounidense, reportó este miércoles la agencia Bloomberg citando a fuentes familiarizadas con el asunto.

Aunque la noticia terminó teniendo poco impacto duradero en las operaciones de este miércoles. Los rendimientos terminaron con pocos cambios después de subir al máximo desde marzo. Además, las bolsas de Nueva York y el dólar también recortaron las pérdidas que mostraron durante la mañana de este miércoles.

Hace casi nueve años, en un momento en que los rendimientos ya estaban aumentando y EU emitía una cantidad récord de deuda para financiar medidas de estímulo, el entonces primer ministro Wen Jiabao indicó que estaba “preocupado” por la seguridad de los valores. Semanas más tarde, el principal funcionario de cambio de China dijo que la nación seguiría comprando bonos del Tesoro.

Entonces como ahora, los analistas dicen que aunque el mayor acreedor extranjero de país americano tiene el poder de sacudir los mercados de bonos estadounidenses, es poco probable que China venda en gran escala por el alto contenido de dólares en sus reservas internacionales, calculadas en 3.1 billones.

China tiene la mayor reserva mundial de monedas y es el mayor tenedor extranjero de deuda del gobierno de Estados Unidos.

A octubre del año pasado, el país asiático tenía 1.9 billones de dólares en bonos del Tesoro, según cifras del Departamento del Tesoro estadounidense.

De acuerdo al reporte de Bloomberg, las fuentes dijeron que el mercado para los bonos del Tesoro está haciéndose menos atractivo respecto a otros activos. También citaron las tensiones comerciales con Estados Unidos como una razón para desacelerar las compras al Tesoro, añadió el reporte.

Operadores citaron el reporte para un renovado aumento en los rendimientos de los bonos del Tesoro durante las negociaciones en Europa, con los retornos a 10 años subiendo a un nuevo máximo en diez meses a 2.588 por ciento, luego de llegar a 2.597 por ciento, su nivel más alto desde el 15 de marzo en la Bolsa de Nueva York.

El índice dólar llegó a retroceder hasta un 0.6 por ciento contra una cesta de 120 divisas, en su mayor caída intradiaria en un mes.

El reporte citó además la tensa relación entre China y Estados Unidos.

Hay un creciente nerviosismo por la debilidad de la deuda de gobierno luego de que el martes el Banco de Japón dijo que reduciría sus compras de bonos, generando especulación de que reducirá su estímulo monetario este año.

Bill Gross, de Janus Henderson Group, dijo el martes en Twitter que los bonos están en un mercado pesimista. A los inversores les preocupa además que las empresas pudieran reducir sus tenencias de deuda si repatrian fondos desde el exterior tras la aprobación del proyecto de reforma tributaria.

Sin embargo, China tiene 3 billones de dólares en reservas de divisas y no queda claro que otros mercados podrían ser lo bastante grandes para invertir si Pekín reduce su participación en el mercado de bonos del Tesoro estadounidense, lo que hace pensar que la noticia podría tener algo de maniobra política.

Peso, un beneficiario

Al no haber tanta de demanda de activos de EU, el dólar se debilitaría por una mayor demanda de yuanes y eso indirectamente ayudaría al peso mexicano, apuntó Sergio Sanchez, Treasury Manager de Bank of Tokyo.

El especialista señaló que en la jornada de ayer hubo movimientos contradictorios. Primero, con la noticia de China, se observó que varias divisas, como el rand sudafricano, el peso mexicano y la lira turca, empezaron a apreciarse frente al dólar. Sin embargo, poco después se revirtieron las pérdidas del dólar de forma radical con noticias sobre el comercio entre EU y Canadá.

CON INFORMACIÓN DE EL FINANCIERO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *