Cinco años después de aprobada la reforma energética, industriales y comerciantes del país se quejaron de incrementos de hasta 400 por ciento en las tarifas de electricidad de baja tensión en las facturas de enero, una situación que, dijeron, genera presión social, resta competitividad a los sectores económicos y provocará el cierre de empresas.

En apenas un mes, las alzas variaron desde 20 hasta 150 por ciento en el caso de las industrias y de entre 100 hasta 400 por ciento en los sectores servicio, comercio y turismo, denunciaron por separado Manuel Herrera Vega, dirigente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), y Enrique Solana Sentíes, presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur).

Denunciaron que los incrementos comenzaron a partir de la modificación a la metodología para la determinación de las tarifas eléctricas aprobada en noviembre, por lo cual exigieron a la Comisión Reguladora de Energía (CRE) que revise los criterios para la imposición de dichos costos. Además, calcularon que las alzas continuarán para el consumo de los hogares mexicanos durante el segundo trimestre.

“Muchos empresarios de diversas regiones y sectores productivos del país están sorprendidos y nos han expresado su extrañeza, pues no esperaban ajustes tan fuertes”, manifestó ayer Herrera Vega en un comunicado. Los incrementos “están pegando de manera alarmante a muchas empresas, sobre todo micro, pequeñas y medianas, y corremos el riesgo de perder en el sector la competitividad que habíamos logrado mantener”, advirtió.

“Las tarifas registran aumentos muy altos, al subir el cargo por distribución desmedidamente. Estamos revisando estos costos para ver si son justificados”, explicó el líder de la Concamin.

En una conferencia de prensa, Solana Sentíes, presidente de la Concanaco-Servytur, aseguró que las alzas en las facturas que deberán pagar los comerciantes oscilan de 100 a 400 por ciento, cuando en un principio el sector esperaba alzas menores a 15 por ciento con las nuevas tarifas.

En tanto, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y la CRE indicaron que es “absolutamente falso” que las tarifas eléctricas registren aumentos generalizados en el país de diciembre de 2017 a enero de 2018.

En un comunicado el órgano regulador aseguró que de acuerdo con la nueva metodología de cálculo y ajuste de las tarifas finales del suministro básico incluso se observan reducciones en la facturación en algunos usuarios.

“Se han identificado casos atípicos en facturación en la península de Baja California, mismos que están siendo atendidos”, puntualizó.

CON INFORMACIÓN DE LA JORNADA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *