Los fuertes vientos que han azotado al Istmo de Tehuantepec.

OAXACA
26 DE OCTUBRE DE 2017

Los fuertes vientos que han azotado al Istmo de Tehuantepec provocaron la caída de las aulas provisionales que se construyen en la Escuela Número 19 de Asunción Ixtaltepec.

Las rachas de vientos desprendieron las estructuras, construidas con tablarroca, lo que provocó que las aulas se vinieran abajo.

Desde días pasados, padres de familias y maestros denunciaron que las aulas provisionales que se estaban construyendo en la región no contaban con una revisión profesional en sus estructuras, tanto de Protección Civil, IOCIFED, así como del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxacs (IEEPO).

Felipe Ruiz, director de la secundaria número 19 en Ixtaltepec, informó que los trabajos se realizan como falta de personal y de pericia para garantizar la seguridad de niños y niñas del plantel.

“Por las condiciones del tiempo, y en estos momentos que alcanzamos vientos con ráfagas del 200 kilómetros por hora, vimos que en la mañana una parte de las aulas ya estaban dobladas.

“Yo le decía al arquitecto responsable de la obra que nos garantice las condiciones e integridad de los alumnos de acuerdo a las aulas, porque aunque sean provisionales debe contar con toda la seguridad para nuestros alumnos”, indicó.

Manifestó también que no contaban con una salida de emergencia, baños y que se estaba construyendo en una zona donde más de inunda en la escuela.

“Yo creo que se hicieron mal planeadas porque no tenemos mucho espacios y creo que se tuvo que haber rehabilitado en otro lugar”, indicó.

Es de precisar que estas aulas provisionales se empezaron a construir hace menos de un mes tras el terremoto del pasado 7 de septiembre, inspeccionado por personal de Protección Civil, IEEPO y IOCIFED, quienes hasta el momento no han dado un pronunciamiento al respecto.

Es de señalar que en Juchitán algunos directivos de otras escuelas han denunciado falta de pericia en la construcción de las aulas.

CON INFORMACIÓN DE EL SOL DE MÉXICO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *