A sus 44 años, Óscar Pérez es el jugador con más partidos en la Liga MX (736).

PACHUCA

¿Colgar los guantes?

“Está bien”, admite Oscar. “Solo para la foto”, dice para sus adentros…

Este viernes, el ya legendario “Conejo” Pérez podría disputar su último partido oficial en la Liga MX.

Todo empezó el 21 de agosto de 1993… contra el Atlas.

Justamente la historia se podría cerrar frente a los Rojinegros.

En medio quedan 24 años en la Primera División. 736 partidos oficiales… y contando.

Sin rodeos se cuestina al portero del Pachuca.

¿Es el último capítulo de la historia?

Amigable y accesible, como siempre ha sido con ESTO, en un entrevista exclusiva, replica: “Es el último capítulo… de este torneo”.

EN MANOS DEL DESTINO

Sí señores, quien apueste por el adiós de Óscar debe pensárselo dos veces.

“Este podría ser el final, pero yo lo dejaría en puntos suspensivos… en manos del destino”, matiza el tres veces mundialista, aún con las huellas del entrenamiento, ultimando detalles para la visita al Estadio Jalisco.

Con el Diario de los Deportistas, el “Conejo” se abre de capa.

“La verdad es que no me quiero adelantar. Hoy me siento bien y sí, es el cierre del torneo, pero luego viene el Mundial de Clubes”.

Ante el paso del tiempo, se muestra muy tranquilo, incluso confiesa que le sorprende llegar en tan buenas condiciones a estas alturas de su carrera.

“Me siento en buen momento. Hace tres o cuatro años padecía algunas lesiones, pero nunca imaginé que a mis 44 años mantuviera un gran nivel. Estoy contento y con la ilusión de seguir jugando”, apunta.

DISFRUTA CADA MOMENTO

Pérez comprende lo que sucede.

“Es normal, desde hace mucho se me cuestiona cuando será mi último partido; ya estoy acostumbrado. Estoy muy tranquilo, disfrutando cada momento, cada acción, cada partido”.

Sin ir tan lejos, señala: “Voy día a día. No sé qué va a pasar. En este momento estoy concentrado en el juego del Atlas, en la Copa y en el Mundial de Clubes; ya llegará el momento en que me ocupe de eso”.

Y remata: “Todavía no siento esa presión, ni nostalgia ni angustia ante la posibilidad del retiro”.

TODAVÍA PUEDO

El “Conejo”, siempre dispuesto, posa de mil formas ante la lente. Siempre dispuesto, disfruta al máximo de los reflectores. Se entrega como a todas las actividades que realiza. Acepta colgar los guantes de la red, pero tan pronto se detiene el obturador de la cámara vuelven a proteger sus manos, listos para atajar lo que Atlas le dispare.

No quedan dudas, él responde: “Tengo claro lo que quiero y siento que todavía puedo seguir dando buenos resultados. Me siento bien, mantengo una regularidad importante y eso me permite pensar que puedo”.

No hacen falta más palabras.

Con este arquero y sus actitudes, los homenajes en la Liga MX parece que pueden esperar, aunque a decir verdad, ya todos se preparan para el adiós de un grande de la portería.

CON INFORMACIÓN DE EL SOL DE MÉXICO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *