Periódico La República | viernes 12 de agosto de 2016

Luis Reyes Enríquez, alias “El Rex” , identificado como jefe regional de un cártel delictivo en Nuevo León y Tamaulipas, fue capturado anoche en el Municipio de San Pedro.

Su detención se logró en una acción de inteligencia realizada por la Marina, la Policía Federal y la Agencia Estatal de Investigaciones.

Fuentes cercanas al caso revelaron que en el operativo, en el que no hubo disparos, Reyes fue sometido por un grupo especial interinstitucional diseñado para cumplimentar una orden de reaprehensión emitida en agosto de 2015 por los delitos de delincuencia organizada y contra la salud.

La captura ocurrió cerca de las 19:20 horas, cerca del cruce de Gómez Morín y Villa Chipinque.

Aunque las fuentes no revelaron cómo se llevó a cabo ésta, señalaron que fue en la vía pública cuando conducía un vehículo y lo coparon las autoridades sin que hubiera una persecución.

Tras su captura, fue trasladado anoche, según las fuentes, al Penal de Puente Grande, donde quedaría internado cerca de la medianoche.

Antes de formar parte de la delincuencia, Reyes estuvo en el Ejército mexicano.

Ingresó a las Fuerzas Armadas en 1990 y en 1998 fue comisionado de la delegación de la PGR en Tamaulipas, como agente de la Policía Judicial Federal.

Un año después, en 1999, pidió su baja de la Secretaría de la Defensa Nacional y comenzó en el narcotráfico.

En el 2007 fue detenido con 10 de sus gatilleros cuando se encontraba en su boda en Hidalgo y fue condenado a 47 años y seis meses.

Sin embargo, fue liberado el 17 de abril de 2015 luego de sólo ocho años de prisión por un presunto tecnicismo del nuevo sistema de justicia penal.

Las fuentes señalaron que, aunque fue liberado, las autoridades federales detectaron un error en el fallo, por lo que pidieron la orden de reaprehensión, que eventualmente se concedió.

El detenido es identificado como líder del grupo denominado “vieja escuela” y se le atribuye el recrudecimiento de la violencia en Nuevo León y Tamaulipas.

De acuerdo con autoridades federales, vivía y operaba en San Pedro, aunque precisan que tenía más presencia en Tamaulipas.

Al capo recientemente también se le vinculó a actividades contra grupos de narcotraficantes colombianos que operaban en Veracruz.

Con información de Zócalo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *