Periodico la republica

Columnistas Lo de Hoy

En Las Nubes Estímulos

Periódico La República | Viernes 16 de Junio del 2017

Carlos Ravelo Galindo, afirma:

Los  consejos, estímulos o  mantras  son expresiones significativas que tienen un poder psicológico y espiritual en nosotros. No importa si son leídas, habladas o escuchadas, siempre tienen el poder de traer calma y serenidad a nuestra vida, mientras nos ayudan a sanar nuestro dolor emocional.

Personalmente, y con auxilio de Octavio García y su esposa Anita, hemos descubierto que funcionan especialmente bien en las mañanas, pues al ser la primera cosa con la que iniciamos nuestro día, aseguramos comenzarlo con una actitud receptiva, alegre y llena de esperanza.

Aquí te dejamos algunas recomendaciones  que puedes incluir en tu ritual matutino:

Nunca asumas que estas atrapado en la vida que tienes hoy. No lo estas. La vida cambia cada momento, y tu también.

Es común pensar que la situación en la que estamos actualmente es imposible de cambiar.  Recuerda esto: ”No importa que tan buena o mala sea  tu situación, todo cambiará”.

Hay una gran diferencia entre la  fatiga vacía y el cansancio gratificante.

Invierte tiempo en las cosas que te interesan y te importan. Cuando haces cosas con tu corazón todo se siente bien, Incluso si esto significa enfrentar muchos obstáculos.

Si tienes el poder de hacer feliz a alguien hoy, hazlo. El mundo necesita más de eso.

No dejes que nadie tenga el poder de arruinarte el día ni cambiar tu estado de ánimo. Es fácil expandir positivismo y hacer sonreír a alguien.

Trabajar duro y con atención plena y consiente. Haz lo que tengas que hacer, e ignora el drama a tu alrededor. Deja que tu éxito hable por ti.

Uno de los secretos de la vida es estar concentrado. No dejarte distraer por la negatividad de otros. Y lo más importante no dejar que te influya a nivel personal.

El hecho de que estés en la  lucha no significa que vayas a caer. Cada éxito requiere algún tipo de lucha digna. ¿Recuerdas cuando trabajaste duro por conseguir aquello que realmente querías lograr? Cree que aún puedes hacerlo porque eres la misma persona que puede volver a lograrlo.

El problema no es problema. El problema es pensar demasiado en el. Déjalo ir y sé libre. Analizar nuestra situación es bueno, pero asegúrate de no pensar demasiado en ello porque corres el riesgo de quedarte allí. En ocasiones nuestra mente crea más problemas que los que realmente hay.

Con cada respiración deja de lado las expectativas, el miedo, el pesar y la frustración. Deja de lado la constante necesidad  de aprobación. Nada de eso es necesario.

Continúa….No dejes que tu pasado condicione tu futuro. Lo más importante es lo que haces ahora, en tu presente.  No puedes esperar la victoria, mientras planificas la derrota. No te pierdas a ti mismo en la venganza, la competencia o los celos. Pronto descubrirás que no son importantes. Algunas veces tu mente necesita más tiempo para aceptar lo que tu corazón ya sabe.

Respira. Sé un testigo, no un juez.  Piensa con tu cabeza, piensa con tu corazón, sé sensible al momento de ponerte en el lugar del otro, y trata de ver las cosas desde diferentes perspectivas en cada situación.

Tu corazón siempre sabe lo mejor.  Quéjate menos, apréciate más. Espera menos, Prepárate más. Juzga menos, entrégate más. Hoy.

Hoy, recuérdate a ti mismo cuáles cosas son realmente importantes. ¿Te dejarás afectar por los comentarios negativos o por lo que la gente dice de ti? Hazte un favor y enfrenta tus días con más conciencia.  No dejes que las cosas que quieres te hagan olvidar de las cosas que tienes. Pon un poco de gratitud en tu lista de pendientes.

Está bien ser un poco ambicioso, pero definitivamente ser agradecido por lo que has logrado hasta el momento no tiene precio.  El secreto para ser agradecido es que no hay secretos. Tú escoges serlo. Entonces, podrás hacerlo una y otra vez. Cada día. Cuando lo olvides, empieza de nuevo. Incluye la gratitud en tu lista diaria.

El que agradece es merecedor de más motivos para agradecer. No vivas una vida llena de planes. En ocasiones los mejores momentos ocurren sin planificarlos, y los pesares más grandes ocurren por no llegar a lo que estaba previsto.

Aunque la planificación es buena hasta cierto punto, la exageración de ella puede hacer que con frecuencia esperemos más de ciertas personas o situaciones. A veces es mejor dejarnos llevar por la vida y sorprendernos.

Hay belleza en todo. Aunque la planificación es buena hasta cierto punto, la exageración de ella puede hacer que con frecuencia esperemos más de ciertas personas o situaciones. A veces es mejor dejarnos llevar por la vida y sorprendernos.

Hay belleza en todo. Aunque la planificación es buena hasta cierto punto, la exageración de ella puede hacer que con frecuencia esperemos más de ciertas personas o situaciones. A veces es mejor dejarnos llevar por la vida y sorprendernos. Hay belleza en todo.

Estas advocaciones, mantras y como quieras llamarles tienen un solo fin: hacerte la vida más fácil de llevar. Lograr tus ambiciones normales y congraciarte con tus semejantes

. Así de fácil, parece.

[email protected]

LEAVE A RESPONSE

Your email address will not be published. Required fields are marked *