Periódico la República | Viernes 19 de Mayo de 2017

 

Carlos Ravelo Galindo, afirma:

Queremos justicia. No más impunidad. Menos discursos demandaron los periodistas, iracundos, al jefe del ejecutivo, frente a gobernadores, secretarios de estado y embajadores, en el salón Adolfo López Mateos, en los pinos.

Interrumpieron al mandatario cuando pidió un minuto de silencio por el colega Javier Valdez Cárdenas, asesinado de doce tiros en Culiacán, Sinaloa. Nada de silencio. Justicia, a secas.

Acabamos de repetir un consejo que en estos tiempos tiene valor y sentido. No tiene desperdicio. Como el siguiente, a continuación:

“El amigo por interés, ya lo decía Martín Fierro, se hace amigo del juez. Que no tenga de que quejarse, pues siempre es bueno tener lugar a donde ir a rascarse”. Vaya, la amistad para sacar provecho.

De allí este estribillo: “La riqueza se adueña de bienes que han sido dados a todos. Y se utilizan sólo para unos y los suyos. Es tener el pan a base del dolor de otro o hasta de su propia vida. Como ayer y hoy sucede aquí”.

Esa riqueza, mal habida, tiene sabor a dolor, amargura y sufrimiento. Esto ocurre, por supuesto, en una familia o un gobierno que utiliza el robo para dar de comer a sus hijos.

Y tiene a la autoridad que lo ayuda con bondad.

En tanto debemos descartar las acechanzas del werito del norte. Puras promesas. Balandronada. Nomás.

Más daño nos hicieron, a migrantes y a México, sus anteriores autoridades, según ponen de manifiesto informes oficiales, apenas dados a conocer.

Mejor, hoy que se van nuestro ojos al Oriente, hablemos en chino mandarín,

Es probable que algunos de los mejores proverbios y refranes tengan su origen en la sabiduría China.

Estas palabras tradicionales de sabiduría te inspirarán y te proporcionarán una mayor comprensión de la vida. Porque todos necesitamos un poco de inspiración de vez en cuando.

Uno que señala tus defectos no es necesariamente tu enemigo. Ni el que siempre te felicita no es necesariamente tu amigo.

Siempre salvaguarda la paz y la tranquilidad.

Cuando llegue el momento, las flores florecerán. No antes.

La tentación de ceder es siempre más fuerte justo antes de la victoria.

El tiempo pasado no puede volver de nuevo.

No tengas miedo de ir despacio. Sólo ten miedo de quedarte quieto.

Un buen maestro te abre la puerta, pero debes entrar en la habitación por ti mismo.

La infelicidad llega a una puerta que ya estaba abierta.

Una persona que no sabe cómo descansar no es capaz de hacer un buen trabajo.

El que regresa de un viaje no es la misma persona que el día que partió.

No tengas miedo de no saber algo. Ten miedo de no aprender sobre ello.

Una vez que has cometido un error, lo único que puedes hacer es reírte de ello.

El hombre que movió la montaña fue el que comenzó por llevar las piedras más pequeñas.

Un hilo invisible conecta a todos aquellos que están destinados a encontrarse algún día, independientemente del tiempo, lugar o circunstancia. El hilo puede estirarse o enredarse pero nunca se romperá.

Si no puedes manejar pequeñas cosas, entonces todos tus esquemas más grandes no darán resultado.

No existe ningún amigo que no tenga defectos. Pero si tratas de buscar todos los defectos de un amigo te quedarás sin amigos.

Y sí con los deterioros.

[email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *