La Isla Grande de Hawai sufre una severa caída del turismo mientras el Kilauea sigue en erupción.

PAHOA
15 DE MAYO DE 2018

La cancelación de vacaciones a la Isla Grande de Hawai le está costando a la industria turística local millones de dólares mientras la principal atracción, el volcán Kilauea, sigue expulsado lava.

Las cancelaciones de mayo a junio han generado pérdidas por al menos 5 millones de dólares, dijo Ross Birch, directora general de la junta de turismo de la isla.

Las reservaciones para hoteles y otras actividades, como las visitas para ver la lava del volcán, las tirolesas y los botes con piso de cristal, han caído 50%.

Un puñado de cruceros también decidió no llegar siquiera al puerto de Kona, en lado occidental de la isla, a unos 129 kilómetros del volcán.

“Esta es la primera fuga que vemos en el cubo”, dijo Birch.

El turismo es una de las grandes industrias de Hawai y una parte importante de la economía local.

El año pasado, el sector tuvo su mayor crecimiento en la Isla Grande comparado con otras islas en el archipiélago, generando 2 mil 500 millones de dólares.

La mayor parte del Parque Nacional de Volcanes de Hawai permanece cerrado a los visitantes debido a la continua actividad sísmica y la posibilidad de una explosión en la cima.

El lunes se abrió una nueva fisura que dejó salir lava y gases dañinos, mientras que otra grieta en el suelo abierta el día anterior está expulsando roca líquida lentamente hacia el océano, dijeron autoridades.

CON INFORMACIÓN DE EXCELSIOR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *