Periódico la República | Viernes 21 de Abril de 2017

 

CHILPANCINGO, Gro.- El Fiscal General del Estado, Xavier Olea Peláez, reveló que días antes de la ejecución del secretario general del PRD, Demetrio Saldívar Gómez, ocurrida la noche del miércoles, sujetos desconocidos y armados fueron vistos a bordo de una camioneta negra.

Durante la lectura de un comunicado, donde describió lo sucedido de acuerdo a los peritajes realizados por el personal de la dependencia a su cargo, Olea Peláez relató que un testigo aseguró que personas no identificadas recorrieron la zona.

En su mensaje, dio a conocer que de acuerdo con las pruebas periciales que se realizaron en torno al crimen del secretario general del PRD, el occiso recibió seis disparos de arma calibre .9 milímetros, de los 10 que hicieron quienes lo agredieron, uno de ellos en la cabeza, que fue el que le causó una muerte instantánea.

La Fiscalía General del Estado, misma que se funda en las pruebas periciales y declaraciones de testigos, Demetrio Saldívar viajaba en un vehículo de color blanco tipo Jetta, cerca de su domicilio lo esperaban entre dos y tres personas, que lo hicieron detener su auto y le dispararon en 10 ocasiones.

Los delincuentes abordaron un auto marca Nissan tipo Tsuru y se dieron a la fuga con rumbo al Libramiento de Tixtla, sin embargo, se desconoce si se fueron hacia esa ciudad o regresaron al centro de Chilpancingo.

“El homicidio de referencia se suscitó en la colonia Las Américas, Andador Montes Urales, en la capital del Estado, de inmediato se aperturó la carpeta número 12020090500525190417, que se radicó en la Fiscalía Regional Centro y al mismo tiempo instruí que el Fiscal Especializado en Homicidios se abocara a las investigaciones del caso”, indicó

Durante el pronunciamiento conjunto en el que también fijo una postura el gobernador Héctor Astudillo Flores en la residencia oficial Casa Guerrero, el Fiscal señaló que de los disparos que impactaron al cuerpo de Saldívar se establece que se encontraron cinco impactos de bala y un rozón, todos de calibre .9 mm, mismos que se realizaron en posición frontal al vehículo y ligeramente a la izquierda.

Una de las balas ingresó al cráneo del hoy occiso, mismo que habría causado una muerte fulminante, otros tres impactos invadieron el cuello, otro ingresó en la parte posterior de la espalda de lado izquierdo perforando el pulmón, el sexto se trató de un rozón en el codo izquierdo.

La necropsia realizada advierte que cuatro de los disparos que recibió Demetrio Saldívar son considerados mortales, por haber afectado órganos vitales.

Cabe mencionar que durante la lectura de ambos pronunciamientos, no hubo preguntas y se desconoce las líneas que seguirá la Fiscalía para esclarecer los hechos.

 

CON INFORMACIÓN DE EL SOL DE ACAPULCO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *