CIUDAD DE MÉXICO

En los procesos electorales de este año, los funcionarios de la Administración Pública de la Ciudad de México no podrán aplicar o destinar recursos públicos materiales, humanos y financieros a cualquier actividad distinta a la que se encuentren destinados, o para influir en la equidad de la competencia entre los partidos políticos, precandidatos o candidatos.

Así lo estableció el gobierno capitalino en un acuerdo que precisa las obligaciones y prohibiciones que deberán observar los funcionarios capitalinos en este 2018.

Dicho acuerdo, que fue publicado en la Gaceta Oficial, y que entra en vigor este lunes, señala que los empleados del gobierno también están impedidos legalmente para promover la imagen política o social de los servidores públicos, así como utilizar o condicionar programas, planes y presupuestos públicos de la Ciudad de México con fines electorales.

Además, durante las campañas electorales no podrán utilizar ni aplicar programas emergentes destinados a la ciudadanía, salvo en casos de desastres naturales y protección civil, como sucede con el Programa Integral de Reconstrucción, Recuperación y Transformación de la Ciudad de México.

En el ejercicio de sus facultades, las personas servidoras públicas se abstendrán de cualquier acto u omisión que implique incumplimiento de cualquier disposición jurídica relacionada con el servicio o función pública; ejercer violencia política de género durante el proceso electoral que violenten los principios previstos en la Constitución Política de la Ciudad de México.

Los servidores públicos deberán resguardar los vehículos oficiales y aparatos de comunicación oficial asignados, a partir de las 21:00 horas del viernes 29 de junio de 2018 y hasta las 7:00 horas del lunes 2 de julio de 2018.

El ordenamiento es de observancia obligatoria para todos los servidores públicos de las dependencias, órganos desconcentrados, delegaciones, órganos de apoyo y asesoría y entidades de la Administración Pública local.

La ciudadanía podrá presentar denuncias por presuntas faltas administrativas cometidas, directamente ante la Secretaría de la Contraloría General de la Ciudad de México, a los teléfonos 56 27 97 38 y 56 27 97 00, extensión 52101, o en los módulos de quejas y denuncias de cada Contraloría Interna.

CON INFORMACIÓN DE PROCESO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *