CIUDAD DE MÉXICO

Con un rechazo general al clima de violencia en el proceso electoral, no sólo de la capital sino en todo el país, integrantes de la comunidad intelectual, científica y artística llamaron a los tres niveles de gobierno a garantizar la seguridad en los actos políticos de todos los partidos y respetar el derecho a la libre expresión y manifestación en cualquier punto del territorio mexicano.

Reunidos en la Plaza Santa Catarina del centro de la delegación Coyoacán, los más de 20 oradores –convocados por el senador Alejandro Encinas– manifestaron su indignación por las agresiones del 15 de diciembre y 3 de enero pasados en los mítines de la precandidata de Morena a la jefatura de Gobierno, Claudia Sheinbaum, presuntamente provocados por integrantes del PRD coyoacanense.

Los asistentes, la mayoría vecinos de la demarcación, portaron rosas blancas en las manos y botones en la ropa con la leyenda “elecciones libres y en paz”.

El acto se realizó en un contexto pacífico y con escasa vigilancia de la Policía capitalina, a diferencia de las tres veces anteriores en las que estuvo la precandidata morenista, en el Jardín Hidalgo y las colonias Villa Quietud y Ajusco.

El historiador Lorenzo Meyer expresó temor por la naturaleza de las próximas elecciones que –dijo– podrían ser “amañadas” y exigió el respeto mínimo al juego limpio entre los partidos y candidatos.

La investigadora feminista Martha Lamas llamó a tener elecciones “libres y en paz”, con el debido respeto a la diferencia de pensamientos, incluso entre los mismos integrantes de la izquierda mexicana.

El sacerdote Alejandro Solalinde expresó su rechazo absoluto a la violencia en general que hay en el país. En entrevista con proceso.com.mx aclaró que su presencia en el acto de Coyoacán se debió a la búsqueda “de la justicia y la paz”.

Y aclaró: “No sólo es un rechazo a la violencia en Coyoacán, lo digo por todo México. Ayer tuvimos 30 muertos, van 200 en lo que va del año en el país. Es la violencia del Estado, del crimen organizado y el crimen autorizado. Es terrible”.

El activista religioso solicitó a las autoridades de los tres niveles de gobierno a “que cumplan con su cometido de asegurar la paz. Ellos como funcionarios públicos están obligados a hacerlo, pero lamentablemente son parte de esa violencia”.

“Que Mancera respete la ley”

Respecto a los hechos violentos en actos de precampaña de Morena, el sociólogo Armando Bartra rechazó la firma del Pacto de Civilidad convocado por el jefe de gobierno Miguel Ángel Mancera:

“El Pacto es para comprometerse a cumplir la ley, entonces que lo firme el señor Mancera. Nosotros sí respetamos la ley, que lo firme él”, arengó.

El analista Jhon Ackerman alertó que los partidos políticos “vienen con todo” no sólo contra Morena, “sino contra todos los ciudadanos”. Y como ejemplo, mencionó a la señora Martha Reyes quien, el pasado 3 de enero estaba en el mitin de Sheinbaum cuando comenzó la violencia y, debido a sus problemas de hipertensión, se desmayó, fue trasladada al hospital y dos días después, murió.

El dirigente de Morena en la capital, Martí Batres, informó que tienen 20 denuncias por hechos violentos en actos de precampaña en las delegaciones Gustavo A. Madero, Venustiano Carranza, Iztapalapa y Coyoacán. Tan solo en esta última, dijo, llevan 45 registros.

La exfuncionaria en la administración de Andrés López Obrador, Bertha Luján, aseguró que desde que el grupo político del PRD que controla el exdelegado y hoy asambleísta Mauricio Toledo y Valentín Maldonado gobiernan la delegación, “empezaron los actos de represión y violencia contra los opositores, además del vandidaje, la corrupción, el narcomenudeo y el negocio inmobiliario”.

Gabriela Rodríguez, integrante del Observatorio de Coyoacán, denunció que en la demarcación “hay temor porque se golpea a la gente que disiente” y señaló a “vándalos y golpeadores al servicio del PRD y de las autoridades delegaciones”. Por ello, demandó a Mancera Espinosa “que se ponga un alto a la violencia política” y se castigue a los agresores, quienes están “plenamente identificados”.

En el lugar, un grupo de ciudadanos convocó a los asistentes a firmar el pronunciamiento “Por elecciones libres y en paz”.

Hacia el final del evento, Claudia Sheinbaum aclaró que su presencia en la Plaza no era un acto de precampaña ni ella acudía como precandidata, sino como “ciudadana y víctima de la violencia”.

La morenista reiteró que no se necesita firmar ningún pacto de civilidad, pues “el civismo está en nosotros”. Dijo que la cultura de la paz debe construirla “principalmente la autoridad, respetando a la oposición” y pidió al gobierno de Mancera Espinosa hacer respetar las libertades de encuentro y de expresión para ciudadanos y partidos políticos.

Sheinbaum Pardo aseguró que el partido sigue en espera de “la acción de la justicia” por las denuncias interpuestas por las agresiones del pasado 3 de enero.

Por último, el senador Alejandro Encinas convocó a los asistentes a “estar pendientes” de cómo seguirá el proceso electoral y destacó que en él debe prevalecer la cultura de la paz y el respeto. “Queremos unas elecciones con libertad y en paz”, concluyó.

CON INFORMACIÓN DE PROCESO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *