México desaprovechó el último boom petrolero para generar una reserva de largo plazo en beneficio de futuras generaciones, a partir de las rentas obtenidas por los hidrocarburos entre 2000 y 2013.

De acuerdo con un cálculo realizado por Excélsior, el ahorro de largo plazo a partir de dicho lapso sería de un billón 72 mil 534 millones de pesos. Esta cantidad equivale a 5.3% del Producto Interno Bruto (PIB).

El monto fue canalizado al gasto ordinario de los gobiernos federal y estatales, ante la falta de reglas como las que rigen hoy el Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo.

El ejercicio realizado a partir de datos de la Secretaría de Hacienda refleja que la mayor acumulación de reservas de largo plazo de la renta petrolera se habría observado entre 2003 y 2008, con un monto de 923 mil 669 millones de pesos actuales, lo que representa el 86% del valor total.

Dados los objetivos del ahorro a largo plazo, con el billón 72 mil 534 millones de pesos se podría haber cubierto 85% del pasivo laboral de Pemex, o alcanzaría a cubrir tres veces el pasivo pensionario de la Comisión Federal de Electricidad, según cifras al tercer trimestre de 2017.

¿QUÉ SIGNIFICA EL AHORRO?

Dados los objetivos del ahorro a largo plazo, con el billón 72 mil 534 millones de pesos se podría haber cubierto 85% del pasivo laboral de Pemex, o alcanzaría a cubrir tres veces el pasivo pensionario de la Comisión Federal de Electricidad, según cifras al tercer trimestre de 2017.

CON INFORMACIÓN DE DINERO EN IMAGEN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *