PRI asegura que esta semana habrá una definición sobre la minuta y que las propuestas de todos serán tomadas en cuenta.

CIUDAD DE MÉXICO
11 DE DICIEMBRE DE 2017

La Ley de Seguridad Interior tropezó en su proceso de aprobación con la exigencia que hace el grupo parlamentario del PAN para realizar los cambios expresados por la oposición y organizaciones de la sociedad.

Esta postura la pone en riesgo de ser regresada a la Cámara de Diputados y hasta de posponer su discusión en el Senado para el próximo periodo de sesiones, que comienza en febrero, pues sólo faltan cinco días para concluir el actual.

Mediante un comunicado, Fernando Herrera, coordinador de los senadores del PAN, aseguró que la minuta debe ser perfeccionada porque no atiende la necesidad de ordenar las policías con un sistema de mando mixto.

Emilio Gamboa, coordinador de la fracción priista, aseguró que esta semana habrá una definición y que el PRI está dispuesto a abordar las propuestas de todos. No adelantó si se harán ajustes.

AN quiere cambiar Ley de Seguridad Interior

De realizarse las modificaciones, esa normatividad podría ser revisada hasta el próximo periodo de sesiones.

A sólo cinco días de que termine el periodo ordinario de sesiones, el grupo parlamentario del PAN en el Senado le metió el pie al proceso legislativo de la Ley de Seguridad Interior, pues exigió que se hagan los cambios necesarios, lo cual implicará regresarla a la Cámara de Diputados y colocarla en la zona de llevarla hasta el próximo periodo de sesiones, en febrero.

Ayer, el coordinador de los senadores de PAN, Fernando Herrera, emitió un comunicado de prensa para exigir que el gobierno federal y el PRI muestren voluntad para atender las demandas de cambio expresadas por la oposición y organizaciones de la sociedad, en torno a la Ley de Seguridad Interior.

Dijo que, sin duda, la minuta debe ser perfeccionada, porque se trata de un proyecto incompleto que no atiende, entre otras necesidades, la de ordenar las Policías mediante un sistema de mando mixto; sin embargo, Fernando Herrera no precisó qué artículos de la minuta deben ser modificados.

En tanto, el coordinador de los senadores del PRI, Emilio Gamboa, informó que esta semana habrá una definición sobre la Ley, aunque no adelantó si el grupo mayoritario en el Senado está dispuesto a hacerle ajustes; sin embargo, por medio de un comunicado de prensa, dijo que el PRI está dispuesto a abordar las propuestas de todos los grupos parlamentarios respecto de los temas pendientes que se planea definir en esta semana.

Por su parte, el grupo parlamentario del Partido del Trabajo exigió que el Senado abra una ronda de consulta pública donde participen todas las organizaciones que se han opuesto a la Ley de Seguridad Interior, pero en lo invidual, ya que la semana pasada lo hicieron como un bloque de organizaciones, con lo que son las únicas que han tenido el mayor espacio de audiencia en el Senado.

A su vez, el grupo parlamentario del PRD pidió que se frene el proceso legislatvo y se trabaje en otro planteamiento, que no implique riesgo alguno para los derechos de todos los mexicanos.

“Creo que tenemos que escuchar a las Fuerzas Armadas, por supuesto, hay coincidencia entre todas las fuerzas políticas en el Senado de que debemos darle una norma a las Fuerzas Armadas para que actúen conforme a la ley, pero como hemos dicho, no es esta minuta recibida de la Cámara de Diputados la que nos va a resolver.

“Pero, a la par de que estamos discutiendo esto, tenemos que regresar a la discusión del tema de la seguridad pública. Hay que recordar que simple y sencillamente desecharon la minuta que les enviamos del Senado a la Cámara de Diputados sobre el Mando Mixto, que es lo que nos daría la normatividad en el país para la coordinación de las policías municipales, estatales y la federal”, destacó el coordinador de los senadores perredistas, Luis Sánchez.

En la dinámica de trabajo del Congreso de la Unión, hacer cambios a una minuta, por parte de la Cámara revisora, en este caso el Senado, implicará que se regrese a la Cámara de origen, en este caso la Cámara de Diputados; ese proceso puede implicar varios días y quedaría rebasado el periodo ordinario que termina el viernes, aunque si ambas cámaras logran un acuerdo, pueden acelerar el proceso y cumplir en tiempo.

ENVUELTA EN LA POLÉMICA

Desde que fue planteada, hace poco más de un año, la Ley de Seguridad Interior ha sido blanco de críticas.

La Ley de Seguridad Interior plantea que las Fuerzas Armadas intervengan en casos de riesgo cuando las autoridades locales se vean superadas.
Establece las condiciones para ello, y quienes la apoyan consideran que son controles para evitar abusos.
También señalan que es un marco jurídico necesario para las labores de las Fuerzas Armadas en el combate al crimen.
Los detractores de la ley consideran que hay ambigüedad, ya que puede permitir que se cometan excesos e incluso derivar en la militarización del país.
La normatividad fue presentada a finales del año pasado tanto por el PAN como por el PRI, pero no había sido discutida.
La Cámara de Diputados retomó el proceso legislativo y la aprobó el 30 de noviembre con 248 votos en favor, 115 en contra y 48 abstenciones.
La Ley fue enviada a la Cámara de Senadores, y desde ese momento organismos internacionales, de derechos humanos y organizaciones civiles se han manifestado en contra de que aprueben la Ley.
El 5 y 6 de diciembre, la ONU pidió a los legisladores que la rechacen.
El 7 y 8 de diciembre, los legisladores de las comisiones que la analizan se reunieron con integrantes de la sociedad civil para conocer sus opiniones.
El 8 de diciembre, el presidente Enrique Peña Nieto exhortó al Senado a abrir el debate sobre la Ley
Un día después, el Senado aceptó posponer su discusión.
INICIA MARATÓN DE CONSULTAS
Los legisladores se reunirán con quienes están a favor y en contra de la Ley.

El Senado realiza este lunes un maratón de consultas sobre la Ley de Seguridad Interior, a fin de escuchar a todas las voces interesadas e involucradas, con gobernadores, quienes son los promotores de este nuevo entramado legal, un grupo de presidentes municipales y organizaciones sociales que apoyan esta ley.

Y a petición del Partido del Trabajo, se recibirá por tercera ocasión a las organizaciones civiles que se oponen y que la semana pasada tuvieron dos audiencias consecutivas.

Desde el momento en que el Senado anunció al pleno que había recibido la minuta de la Ley de Seguridad Interior, las organizaciones civiles agrupadas en torno al movimiento #SeguridadSinGuerra se entrevistaron con la presidenta de la Junta de Coordinación Política, Ana Lilia Herrera, así como los presidentes de las comisiones que tienen el proceso de dictamen: Cristina Díaz, de Gobernacion; Fernando Torres Graciano, de Defensa Nacional; Ricardo Barroso, de Marina, y Benjamín Robles Montoya, de Estudios Legislativos Segunda.

El diálogo se concretó el martes mismo, a petición de la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, Angélica de la Peña; el miércoles volvieron a ser recibidos, junto con la oficina en México del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, y La Comisión Nacional de los Derechos Humanos, quienes contrastaron sus puntos de vista con el responsable del área jurídica de la Secretaría de la Defensa Nacional, el general Alejandro Ramos.

El jueves fue recibido el comisionado presidente del Instituto Nacional de Acceso a la Información (INAI), Francisco Acuña; también estuvo ese día el general Ramos.

La presidenta de la Comisión de Gobernación, coordinadora de este proceso legislativo, informó que se escucharán diferentes posturas y se hará la valoración, a fin de definir los tiempos para la discusión en torno al dictamen de la Ley.

En las audiencias públicas de este lunes estarán los presidentes de todas las comisiones que dictaminan, así como sus integrantes y los senadores que tengan interés en seguir de primera mano los argumentos que esgriman las partes.

Están programados los gobernadores, que son los principales promotores de la Ley, un grupo de presidentes municipales, organizaciones sociales que están en favor de ella y luego, nuevamente las organizaciones en contra.

Ana Lilia Herrera dijo que “el Senado es y seguirá siendo un espacio de diálogo”.

Reconocen exhorto presidencial

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) reconoció el llamado del presidente Enrique Peña Nieto a la Cámara de Senadores para que amplíe los espacios de acercamiento e intercambio de ideas a efecto de que todas las voces sean escuchadas y enriquezcan el debate parlamentario de la iniciativa de la Ley de Seguridad Interior.

Para el organismo nacional, el exhorto del Ejecutivo Federal es muestra de una voluntad política que responde a los señalamientos sobre la necesidad de ampliar el debate para permitir una discusión integral y objetiva de la iniciativa de ley.

CON INFORMACIÓN DE EXCELSIOR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *