CIUDAD DE MÉXICO

El precandidato del PRI a la Jefatura de gobierno de la Ciudad de México, Mikel Arriola, aseguró que el haber declarado su rechazo a la adopción de parejas homoparentales, la legalización de la mariguana con fines lúdicos y el aborto, no fue un error, sino la manifestación de su convicción personal y la proyección de las preocupaciones de los ciudadanos.

Tras ratificar su postura e insistir en que su campaña estará fundamentada en los valores de la familia, aseguró que no es homofóbico ni intolerante, pero rechaza la adopción de parejas del mismo sexo.

Entrevistado por Ciro Gómez Leyva dijo que con base en “estudios de pulsos diversos” considera que estos temas son importantes para los capitalinos y reiteró que no fue un lapsus durante el cierre de su campaña, el pasado domingo.

“Mi campaña estará centrada en la familia tradicional (…) No fue un error, fue algo ponderado, pensado. Mal haría yo en negarme o echarme para atrás, es una convicción mía y la gente tiene que saber lo que pienso”, insistió.

CON INFORMACIÓN DE PROCESO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *