CIUDAD DE MÉXICO

La Procuraduría General de Justicia (PGJ) capitalina realizó un operativo sorpresa contra el narcomenudeo en Tepito, donde detuvo a seis personas, decomisó varias bolsas con mariguana en greña y contenedores con droga saborizada, y aseguró un inmueble que será propuesto para aplicarle la Ley de Extinción de Dominio. Un menor resultó herido por piedras que arrojaron personas a los policías.

Alrededor de las 13 horas, elementos de la policía de investigación adscritos a la Fiscalía Central para la Atención del Delito de Narcomenudeo, y del Grupo Especial de Reacción e Intervención de la Secretaría de Seguridad Pública, ejecutaron una orden de cateo en un domicilio ubicado en la calle Tenochtitlán, colonia Morelos, delegación Cuauhtémoc.

Ahí detuvieron a una mujer y tres hombres, a quienes decomisaron varias bolsas de yerba verde a granel, con las características de la mariguana, y más de cien bolsas pequeñas con el mismo producto, así como dos básculas grameras.

En un principio se informó que el producto del decomiso fue de 40 kilogramos, pero después la dependencia señaló que sólo se incautaron 100 gramos de hierba.

La orden de cateo fue fundamentada en la carpeta de investigación iniciada “por el delito contra la salud en su modalidad de narcomenudeo con la hipótesis de posesión con fines de comercialización”, y una vez efectuada la revisión, el departamento fue asegurado y resguardado con sellos.

Algunas personas afuera del inmueble, donde se instalan puestos de calzado, arrojaron piedras a los uniformados, quienes no repelieron la agresión y continuaron su camino hacia el lugar, identificado como una narcotiendita, pero un menor resultó lesionado.

Cuatro elementos de la policía de investigación sacaron cargando a un hombre hacia el Eje 1 Norte, pese a que éste les pedía que lo dejarán caminar: “Yo le camino, suelténme, déjenme juir”, a lo cual no accedieron e impidieron que los representantes de los medios de comunicación se acercaran a él.

Otras tres personas, entre ellas una mujer, fueron detenidas y conducidas hacia los vehículos oficiales con la cabeza agachada para que no se les viera el rostro; mientras, otros dos individuos fueron detenidos en flagrancia, en igual número de inmuebles, para lo cual se solicitarán órdenes de cateo.

La presencia de decenas de policías entre las calles Tenochtitlán y Aztecas llevó al cierre de una parte del Eje 1 Norte, lo que derivó en desviaciones de la circulación. Asimismo, la gente no pudo ingresar o salir en el acceso sur de la estación Lagunilla del Metro por algunos minutos.

Como cada martes, la presencia de comerciantes ambulantes en la zona es mínima, lo que facilitó el ingreso de los elementos y la detención de los presuntos delincuentes.

CON INFORMACIÓN DE LA JORNADA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *