Ambas escuadras pueden encontrar consuelo en la Copa.

8 DE NOVIEMBRE DE 2017

Nulas y pocas aspiraciones son las que Pachuca y Tijuana tienen en Liga a falta de una jornada para concluir la fase regular. Incluso, los hidalguenses están eliminados, mientras que los fronterizos necesitan un auténtico milagro para meterse a la Fiesta Grande.

Ante esto, ambas escuadras pueden encontrar consuelo en la Copa, ya que se medirán por un boleto para la semifinal de este certamen, en donde el ganador se verá las caras ante Atlante, el “caballo negro” de la competencia.

Los Tuzos armaron uno de los planteles más nutridos del futbol mexicano, pero en Liga no les alcanzó, y a sabiendas de que no pueden perder el ritmo de cara al Mundial de Clubes, querrán aprovechar el certamen copero al máximo para seguir en competencia y de paso, pelear por ganar algo este periodo a nivel local, donde sería un fracaso si se quedaran fuera.

Por su parte, Xolos fue sacudido con la salida de Coudet y el supuesto entorno que señala a problemas económicos. Sin embargo, sorprendieron al doblegar a León y al igual que su rival en turno, buscará sanar las heridas del Apertura 2017 con la Copa, aunque la misión luce complicada para su causa, ya que el encuentro será en el estadio Hidalgo, inmueble donde nunca han ganado desde que ascendieron a Primera División.Diego Montaño Robles será el silbante.

CON INFORMACIÓN DE EL SOL DE MÉXICO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *