Periódico La República | miércoles 19 de octubre de 2016

Petróleos Mexicanos (Pemex) licitará en marzo del próximo año su segunda asociación (farmout) para asociarse en actividades de exploración y extracción petrolera, en los campos Ayin y Batsil en aguas someras de la Sonda de Campeche, que cuentan con reservas totales de 281 millones de barriles de petróleo crudo equivalente, igual a 0,75% de la reservas nacionales de este tipo.

El Consejo de Administración de la estatal autorizó enviar a la Secretaría de Energía la solicitud de migración con socio para estos campos, luego de que en septiembre pasado la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) autorizó a la estatal un cambio en la delimitación de estos yacimientos, al incluirlos en un bloque donde también están los campos Alux, Makech y Akpul.

El nuevo farmout con dos campos contiene aceite extrapesado a un tirante de agua de 160 metros, de una densidad cercana a los 20 grados API, según la CNH. Por tanto, podría incorporarse a la licitación 2.1 de 15 bloques en marzo del 2017, según Pemex.

El atractivo de este contrato radica en la posibilidad que tendrán los privados para asociarse con la empresa con menores costos de extracción en aguas someras: 7 dólares por barril. Además, los campos cuentan con reservas certificadas en los tres rubros: 46 millones de barriles de petróleo crudo equivalente corresponden a reservas probadas, 77 millones a probables y 158 millones de barriles a reservas posibles.

Dada la inversión realizada en exploración por parte de la estatal, la industria prevé que nuevamente establezca como requisito para formar la asociación un acarreo de los gastos realizados, en el cual se reconoce a Pemex las inversiones hechas hasta ahora y se pide al socio o socios pagar a nombre y cuenta de la estatal el mismo monto, tal como ha sido planteado para el farmout en aguas profundas que se pretende adjudicar el 5 de diciembre, Trion.

Aguas someras, la mayor reserva

Pemex extrae de sus asignaciones en aguas someras poco más de 2 millones de barriles diarios de crudo, que es 95% de su producción petrolera. En estas áreas tiene reservas totales por casi 22.500 millones de barriles de petróleo crudo equivalente, que son más de 60% de las reservas del país si se incluye en éstas el gas natural terrestre. Hasta el momento, Pemex ha solicitado la migración de asignaciones recibidas en la Ronda Cero a contratos del nuevo régimen (producción o utilidad compartida y licencias) por un volumen total de reservas totales (probadas, probables y posibles) de 1.633 millones de barriles equivalentes, que son 4.3% del total de reservas de este tipo en el país.

“Petróleos Mexicanos tiene los costos de producción más bajos a nivel mundial en aguas someras y ahora, gracias a las alianzas, alineará su operación a las mejores prácticas internacionales”, aseveró la empresa, “por su amplio conocimiento de las condiciones geológicas y técnicas de los yacimientos mexicanos, así como por su experimentado capital humano, Pemex es un socio muy atractivo para invertir en el país”.

Menos de ocho dólares por barril

Competitivos, los costos de producción petrolera

Los costos de producción petrolera en la Sonda de Campeche están entre los más bajos del mundo. De acuerdo con información de Pemex Exploración y Producción; el costo de descubrimiento y desarrollo (que es el más alto en todo el proceso porque se parte de cero) es de 15,62 dólares por barril; una vez realizado este proceso, el costo de producción en esa zona es de 7,91 dólares por barril.

De acuerdo con especialistas consultados, con este nivel de costos de descubrimiento y de desarrollo, Pemex es la empresa petrolera que tiene los más bajos frente al ranking de las empresas independientes productoras de petróleo y es la segunda con los costos más bajos de producción frente al mismo grupo.

La ventaja que se tiene en referencia a los costos de descubrimiento y desarrollo es que está cerca de los complejos petroleros que ya están en producción, por lo que puede tener ahorros importantes en la logística.

Los yacimientos en esa zona son de petróleo tipo crudo pesado maya y eventualmente llegan a ser de tipo Istmo; en general, a lo largo de los últimos 35 años, la producción en la Sonda de Campeche es de petróleo pesado, por lo que se corre el riesgo de que pueda ser aceite extrapesado y se requieran procesos primarios para su aprovechamiento.

Pemex pretende que esta propuesta de alianza se incorpore a la Ronda 2.1 de marzo del 2017, conforme a lo anunciado por la Comisión Nacional de Hidrocarburos.

Con Información de América Economía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *