Juan Manuel Molina | La República

Chilpancingo, Gro., 29 de julio de 2016.- El gobernador del estado de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, se reunió esta mañana en la residencia oficial de Casa Guerrero, con aproximadamente 60 de los 81 alcaldes de la entidad, para tratar temas de seguridad de manera “generalizada”.

Indicó que días atrás, se reunió con Enrique Francisco Galindo Ceballos, comisionado general de la Policía Federal, que le brindó total respaldo y disposición a la entidad, para que se inicien reuniones regionales con los presidentes municipales, y se aborden cuestiones de seguridad, ademas para trazar una ruta, a fin de evitar cualquier tipo de hechos delictivos.

Al finalizar la sesión con alcaldes, que tuvo una duración de más de 3 horas, el mandatario estatal, precisó que el motivo central del encuentro, era el lamentable acontecimiento en el que perdiera la vida, el presidente municipal de Pungarabato, Ambrosio Soto Duarte, el pasado 23 de julio de 2016.

“Hemos dado cuenta cuales son las limitaciones del gobierno del estado, tenemos una policía del estado que no tiene la suficiente fuerza, como para enfrentar el grave problema que estamos enfrentando”.

Ante lo anterior, informó que ha regresado a Guerrero una cifra importante de elementos de la policia federal, “que seguirán regresando y en conjunto con la Secretaría de la Defensa Nacional, se tiene que enfrentar el problema que no sólo viven los presidentes municipales, sino de toda la ciudadania”.

Finalmente, manifestó que la Procuraduría General de la República (PGR) y la Fiscalía General del Estado (FGE) de Michoacán, continuarán el proceso de investigación a los sujetos que dieron muerte a Soto Duarte, tras 10 meses de amenazas de muerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *