Postergar reforma policial mina confianza ciudadana: CNDH



13 DE NOVIEMBRE DE 2017

El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, aseveró que la reforma policial debe asumirse como una prioridad para el Estado mexicano. “Postergar su discusión y definición tiene como precio el que no se garanticen niveles mínimos de seguridad para las personas y su patrimonio, que no se abata la violencia y que se continúe minando la confianza de la sociedad en las instituciones y su credibilidad”.

Al inaugurar el sexto foro nacional Sumemos Causas por la Seguridad Ciudadanos + Policías, organizado por Causa en Común, el ombudsman nacional indicó que el proceso de esta reforma debe emprenderse de manera realista, objetiva, integral e informada, lejos de posturas extremas o dogmáticas. “No hay espacio para la simulación, para falsos triunfalismos o posturas que pretendan negar con palabras lo que los hechos hacen evidente. Lo que está en juego es la integridad, la vida y el patrimonio de las mexicanas y mexicanos y, en última instancia, la estabilidad y futuro de nuestra vida democrática e institucional”.

Agregó que cualquier política pública que se quiera adoptar en materia de seguridad y justicia tendrá un alcance y efectos limitados si no contempla la definición del modelo policial que el país requiere, así como la dignificación y revaloración del papel de las y los policías en la sociedad, y de los términos y condiciones en que prestan sus servicios.

“En México tenemos muchas policías, que conviven e interactúan sin contar con las capacidades y recursos suficientes y necesarios para asumir con éxito sus tareas constitucionales en materia de seguridad pública, careciendo, de igual forma, de un marco institucional y normativo pertinente para coordinar y hacer eficiente su actuación”.

González Pérez enfatizó que los resultados producidos por el recurso, “eminentemente reactivo y provisional, de incorporar a las fuerzas armadas a las labores de seguridad, propiciaron que la discusión integral, objetiva, plural e informada sobre el modelo de mando policial que nuestro país demanda permanezca como un pendiente desde hace varios años en el Poder Legislativo, perpetuando un entorno de indefinición que ha prevenido que los recursos públicos invertidos en y para las policías se potencialicen y aprovechen, que los cuerpos policiales se fortalezcan y consoliden, y que la sociedad acceda de manera efectiva a los niveles de seguridad que requiere y a la calidad de vida que merece”.

Lamentó por el contrario, en lugar de dar prioridad a la reforma relativa a las policías civiles, la cual es un requisito para hacer vigente lo previsto por la Constitución, el Legislativo ha asumido con carácter prioritario la discusión de una Ley de Seguridad Interior, que abre la puerta para que la vía de la participación militar en la seguridad de las personas, deje de ser vista como un recurso provisional y extraordinario para ser una cuestión permanente y ordinaria, “aunque ello implicara, en la práctica, dejar de lado postulados tales como el artículo 21 Constitucional.

“Lo hemos dicho, pero vale la pena reiterarlo: la atención a los problemas de seguridad y justicia que enfrenta el país, debe emprenderse bajo un enfoque integral, que partiendo de una lógica preventiva, más que reactiva, se ocupe del conjunto de factores que generan o propician las actividades delictivas, así como del desarrollo de capacidades y recursos para la efectiva persecución y combate de las actividades ilícitas, con pleno respeto a los derechos humanos”.

Consideró que una política en materia de seguridad debe poner en primer término a las personas, más que la consecución de objetivos que sean indiferentes a las consecuencias que produzcan en perjuicio de los habitantes y la sociedad.

“La prevención difícilmente podrá concretarse y ser efectiva bajo un esquema cuyo sustento sea, básicamente, la utilización de nuestras fuerzas armadas, sin que ello implique demerito alguno del prestigio de esta gran institución, además de ser una atribución constitucional propia de las instituciones civiles de seguridad pública, que requiere una vinculación e interacción con la comunidad que sólo las policías podrían llevar a cabo”.

Planteó que no se debe seguir postergando la discusión y revisión de lo que pasa con las policías del país y qué tipo de instituciones se necesitan en este ámbito.

“Recuperar la confianza de la sociedad en las instituciones requiere recuperar la credibilidad y confianza de la sociedad en las policías, como el vínculo más evidente e inmediato entre autoridades y personas, así como el primer eslabón indispensable para el debido cumplimiento y aplicación de la ley como base de nuestra convivencia pacífica. En esta tarea, es muy importante que la institucionalidad en las policías se establezca y consolide con independencia de intereses particulares o coyunturas políticas. Las policías no pueden ser instrumentos de un gobierno sino órganos de un Estado que protege y promueve la democracia, el cumplimiento y aplicación de la ley, así como el respeto y vigencia de los derechos humanos”.

CON INFORMACIÓN DE LA JORNADA

Publicado por Bryan Cuenca
Fecha de publicacion:noviembre 13, 2017 12:18 pm

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Tags

Periodico la republica

julio 2018
D L M X J V S
« Jun    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Anúnciate

Anúnciate con nosotros, escríbenos a: [email protected]

HP