HERMOSILLO, SONORA
28 DE DICIEMBRE DE 2017

Las bajas temperaturas que se han presentado en la entidad crean la necesidad de usar calefactores que si no se utilizan adecuadamente pueden ocasionar accidentes fatales, por lo que la Secretaría de Salud hace un llamado a la población a extremar los cuidados en el uso de estos artefactos.
Durante la semana epidemiológica No. 51, que abarca del 17 al 23 de diciembre, se registraron 7 eventos asociados a la temporada de Frío (EATF), con lo que acumulan 18 en la temporada, cifra idéntica a la observada a la misma semana del año anterior.
Todos los EATF de la semana ocurrieron en el municipio de Nogales; 5 de ellos corresponden a intoxicaciones por gas butano en una familia (4 mujeres de 7, 11 y 15 años de edad y 1 niño de 8 años) en cuya casa se utilizó un calefactor de gas en mal estado; el resto (2) , corresponde a intoxicaciones por monóxido de carbono, en una mujer de 26 años y un hombre de 25 años, ambos casos por el uso de calefactores en mal estado en habitaciones con insuficiente ventilación; todos los casos recibieron atención médica y se recuperaron satisfactoriamente.
Los EATF de esta temporada ocurrieron en 2 municipios: Nogales (12; 67%), con 5 intoxicaciones por monóxido de carbono, 5 intoxicaciones por gas butano y 2 hipotermias; y Caborca (6; 33%) con 5 intoxicaciones por CO y 1 hipotermia.
En la temporada de frío 2016 – 2017 se registraron 65 EATF, de los cuales 61 (94%) se recuperaron satisfactoriamente y 4 (6%) fueron defunciones. El municipio de Nogales concentró 63% (41) de los EATF ocurridos durante esa temporada; otros municipios afectados fueron Benjamín Hill (7), Cananea (6), Agua Prieta (8), Naco, Magdalena y Hermosillo (1 EATF cada uno).
Ante el potencial ingreso de frentes fríos, la Secretaría de Salud Pública recomienda a la comunidad lo siguiente:
• Prestar mayor atención a los niños, adultos mayores, enfermos crónicos e indigentes.
• Vestir ropa gruesa y calzado cerrado, cubriendo todo el cuerpo.
• Almacenar agua, alimentos, cobijas, productos de aseo personal, botiquín, radio de baterías e insumos para calefacción.
• Consumir verduras, frutas ricas en Vitamina C y abundantes líquidos.
• El consumo de alimentos calientes aumenta la producción de calor en el cuerpo, y estos pueden ser líquidos y sólidos.
• Si requieres utilizar chimeneas, calentadores u hornillas, verificar que exista ventilación adecuada para evitar intoxicaciones, quemaduras o incendios.
• Revisar que estén en buen estado los aparatos de calefacción, sin fugas o instalaciones eléctricas en mal estado que puedan provocar algún accidente.
• En el caso del uso de calefactores es recomendable tener dentro de la habitación una tela húmeda o un recipiente con agua, esto evitará la resequedad de las vías respiratorias.
• Mantener una buena ventilación en las habitaciones, ya que los calefactores de gas emiten monóxido de carbono, al igual que los que usan leña, los cuales preferentemente no se deben usar.
• Tener identificados los albergues más cercanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *