En este momento, el peso no necesita más intervención: Díaz de León



Facebooktwittergoogle_plus

El gobernador del Banco de México declaró que la depreciación de la moneda mexicana no está delimitada por la falta de liquidez.

23 DE ABRIL DE 2018

Alejandro Díaz de León, gobernador del Banco de México (Banxico) dijo que la depreciación del peso de los últimos días no ha estado marcada por el tipo de escasez de liquidez que dictaría una intervención adicional más allá de la actual.

El peso retrocedió 2.6 por ciento, la mayor caída entre las 31 principales monedas del mundo, después de que dos sondeos indicaran que el candidato presidencial de la coalición ‘Juntos Haremos Historia’, Andrés Manuel López Obrador, había ampliado su ventaja para las elecciones presidenciales del próximo del 1 de julio.

López Obrador ha propuesto la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) y el retraso de la apertura de parte de la industria petrolera a la inversión extranjera y privada.

El peso tocó el nivel intradía más bajo en un mes el pasado viernes, después de que el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, dijera que todavía hay mucho trabajo por hacer en las conversaciones sobre la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

El gobernador del Banco de México declaró el domingo, en una entrevista en Washington, que la cuestión fundamental, más que las oscilaciones de los precios, es que haya unas condiciones líquidas y adecuadas de mercado. Y añadió que hasta ahora, ése ha sido el caso.

La comisión monetaria que incluye a Banxico y a la Secretaría de Hacienda, comenzó un programa de cobertura cambiaria en marzo de 2017 por una cantidad de hasta 20 mil millones de dólares con el objetivo de respaldar el peso ante una caída cada vez más acusada.

El programa comenzó con una subasta de cobertura de hasta mil millones de dólares, que aumentó en 4 mil millones adicionales en octubre para centrarse en vencimientos más cortos.

Calificación crediticia
Díaz de León declaró que independientemente de las elecciones, es crucial que México tenga una buena calificación crediticia y un ambiente propicio para el crecimiento y la creación de empleo, condiciones marcadas en el frente macroeconómico, y una política monetaria y fiscal estable.

La agencia Moody’s elevó la perspectiva de crédito del país desde negativa a estable citando una disminución de los riesgos del TLCAN, pero el responsable de crédito senior, Jaime Reusche, explicó que un cambio abrupto en la política fiscal podría llevar a una rebaja.

Díaz de León manifestó que Banxico estudiaría cuidadosamente las políticas de gasto de cualquier Gobierno futuro, ya que podrían tener un impacto distinto en la demanda agregada y la inflación, y también podrían afectar la prima de riesgo.

López Obrador se ha comprometido a mantener el superávit presupuestario primario de México, aunque algunas de sus otras promesas, como mantener los precios del combustible estables en términos reales, han llevado a la compañía de servicios financieros Barclays a expresar su preocupación por un posible aumento de los déficits.

CON INFORMACIÓN DE EL FINANCIERO

Facebooktwittergoogle_plus
Publicado por Bryan Cuenca
Fecha de publicacion:abril 23, 2018 1:23 pm

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>